29/9/08


Pues parece que sí. Que he vuelto a ceder a tus pedidos y que me hare trizas en este ocaso. Saldré de ti por el mismo motivo por el que aparecí. Amor. Sano y fiel. Amor desesperado de entregarse por completo. Amor limitado por las circunstancias y el girar del mundo. Porque me di cuenta que nada se detiene cuando te dejan de amar. Que cada cual sigue su curso. Y por mas que grite fuerte y entre en berrinche, nada te atraera nuevamente. 
Veras, no hemos compartido mas de un año juntos. Y fue tan intenso que no resisto este vacío peligroso que me inunda por las noches. Este pesar suicida que me incita a correr bien lejos. 
El último contacto afectivo que tuve con vos, fue besar tu brazo. Tu brazo derecho en el colectivo. Tu piel blanca y suave. Y tu mirada que esquivaba la mia, temiendo ser amado. Luego... luego el olvido. El rechazo, la malaria. Luego lo nuestro que sucumbe con el tiempo. 
Las miradas que se hunden en fosas, el sueño mutuo que se rinde de tanta espera, el abandono de los proyectos, la expiracion del encanto, la declinacion de la esperanza y la renuncia a ti. Todo sucediendose incansablemente sin darme tregua. Esta secuencia de cosas sin pausa. Sin intervalo, que invade la paz de mi merienda. 
Porqué has elegido un dia de lluvia para tu enojo? No podías hacerlo un dia de sol? Cuando mi cuerpo desea fotosintetizar? Ahora me encuentro aca, bajo el techo de chapa que me aturde y la lluvia afuera me apresa en mi carcel mental. La noche ha llegado... y con ella la melancolía.


4 comentarios:

Luca Santino Maranzano dijo...

Es doloroso el recuerdo. Vaya que sí...

neko dijo...

El amor, el amor... es el sentimiento que nos hace tan libres y tan condenados... gracia y suplicio para la vida!
Por cierto, te dedicas a la fotografía? Es muy interesante.

Viviana Álvarez dijo...

Es verdad, el mundo, la vida continua luego del desamor, pero con otra mirada sobre las formas que se dibujan.

Me gusta mucho tu página. Gracias por visitar mis decires. Sigamos en contacto.

Besos

Anónimo dijo...

Hábil con las palabras srita y muy triste con su recuerdo... Se lo lee y llega... Un aplauso para su arte, y para el amor dificil decir un consejo, pero fijese en cuanto hay para amar en el mundo y cuánto para ser amado... a veces no nos basta pero seguramente nos estemos equivocando... Besos srita!!

.